Publicidad

Los perros pueden comer sandía: todo lo que necesitas saber

los perros pueden comer sandía

¿Los perros pueden comer sandía?

© Shutterstock

Que un alimento sea bueno para ti no significa que se lo puedas dar a tu perro; pero hay excepcions. ¿Los perros pueden comer sandía? 

Por Maica Bosch

Actualizado el 14/4/21 11:08

Siempre surgen dudas respecto a las comidas que puedes dar o no a tu perro. Esto pasa especialmente con la fruta, y más ahora en verano con la llegada de las frutas de temporada. Respondemos a la pregunta: ¿Los perros pueden comer sandía? 

Es habitual encontrar opiniones a favor y en contra. La verdad es que los perros sí que pueden comer una gran variedad de alimentos, aunque principalmente ingieran pienso. 

La sandía es una fruta que se sale de la dieta típica de los perros, pero contiene una gran cantidad de nutrientes y agua, así que no hay problema si quieres dársela a tu peludo. Pero, ¿cómo y cuál es la cantidad adecuada? 

¿Los los perros pueden comer sandía?  

¿Los perros pueden comer sandía? ©Zuzanna Paluch / Shutterstock‌  

Como ya hemos adelantado, la respuesta se contesta con un sí rotundo, pero siempre teniendo en cuenta una serie de consejos para que la sandía no le haga daño en el estómago a tu perro:

  • Sin semillas: es mejor si el perro no ingiere las semillas de la sandía, porque podrían producirle problemas en el estómago. Entre ellos, obstrucción intestinal o diarrea, son algunos de los incidentes que podría sufrir el perro si acumula en su estómago restos de alimentos que no son digeribles para él.

  • Poca cantidad: es recomendable proporcionarle como mucho dos trozos de sandía, y nos referimos a los trozos que solemos comer nosotros, los humanos. No le des más porque, en grandes cantidades, la sandía podría causarle diarrea y otros problemas estomacales.

¿Los perros pueden comer la cáscara de la sandía? 

La cáscara mejor en la cabeza que en la boca... ©Ezzolo / Shutterstock

Mejor sin cáscara: sin duda, es mejor quita siempre la corteza del trozo que vayas a darle a tu perro, ya que podría sentarle mal y hacerle daño en el estómago, provocando, incluso, ciertos problemas gastrointestinales.

Esto no significa que si, por error, tu peludo ingiere un trozo de corteza -o unas pocas pepitas- debas llevarlo inmediatamente al veterinario

Pero sí debes ser consciente de que, si esto ocurre de manera habitual, le acabará causando daños estomacales. Siempre que le des sandía, ten en mente que debes preparársela tal y como se la darías a un bebé. 

Beneficios de la sandía para los perros

La sandía, a pesar de que contiene muchas cantidades de agua, también tiene nutrientes que los perros pueden asimilar, al igual que los humanos. Destacan los siguientes:

  • Agua

  • Vitamina C

  • Fibra

  • Vitamina B

  • Potasio

  • Magnesio

  • Azúcares en forma de hidratos

Gracias a estos nutrientes que componen la sandía, los perros pueden obtener múltiples beneficios. 
  • Es antioxidante: es depurativa y, además, diurética, porque la cantidad de agua que aporta al cuerpo es muy elevada y, con ella, vitaminas y fibras, principalmente la vitamina C.

  • Perfecta para el verano: por su capacidad saciante y refrescante.

  • Muy baja en calorías: por lo que tu perro no tendrá riesgo de sobrepeso si la consume y mantendrá su buena forma física.

  • Contiene carotenoides: como el licopeno, el magnesio y el potasio que ayudan al animal a mantenerse saludable y, además, son beneficiosos para la vista y la circulación.

El hecho de que haya que limitar la cantidad de sandía que le damos al perro se debe, principalmente, a que tiene azúcares y carbohidratos: si el perro ingiere demasiados de estos componentes, le estaríamos sometiendo a un exceso de hidratos; que es un nutriente que ya recibe con otros alimentos.

Aunque, bien es cierto que el azúcar presente de manera natural en la fruta es muy bajo y eso la convierte en la mejor fruta para el perro. Para ser concretos, la cantidad de azúcar presente en 100 gramos de sandía es de 7 gramos. 

Cómo dar sandía a tu perro

Cómo darle la sandía a tu perro ©Albina Gavrilovic / Shutterstock‌

Los perros pueden comer sandía, tan sólo debes seguir unos sencillos pasos:

  1. Lo primero es retirar tanto las semillas como la corteza del trozo que le vayas a dar para que no pueda tragárselas. Como hemos explicado antes, esto podría causarle serios problemas en el estómago.

  2. Si es la primera vez que le das sandía, primero ofrécele sólo un trozo pequeño para probar, ver si realmente quiere y observar también cómo se lo come, porque hay algunos perros que pueden tener problemas al ingerirla. Si ves que todo esto sale bien, puedes darle un trozo entero.

Como máximo tres trozos al día de tamaño mediano es lo recomendado.

Si la sandía le gusta mucho a tu perro, podrías considerar dársela como premio por las buenas acciones que haga y así integrar esta fruta como refuerzo positivo: ¡Es una gran chuchería para perros! 

Importante: cuando le des sandía al perro, debes observar también su orina y sus heces para verificar que todo sigue igual. Si su pipí cambia de color o sus heces son demasiado blandas, será mejor que dejes de dársela.

Otras frutas que pueden comer los perros: 

Las frutas pueden ser muy beneficiosas para la alimentación de un perro, como complemente, como chuchería... Estas son algunas de las que mejor le sentarán a tu peludo: 

  1. Manzana.
  2. Pera.
  3. Cerezas.
  4. Papaya.
  5. Mango.
  6. Fresa. 
  7. Sandía.
  8. Naranja y mandarina. 
  9. Melocotón.
  10. Frambuesas. 
  11. Moras azules. 
  12. Kiwi.
  13. Melón.
  14. Coco.

Alimentos prohibidos para los perros: 

Y, al igual que hay frutas, como la sandía, que le sentarán de maravilla, hay otros alimentos que debemos evitar en su alimentación. Esta es la lista: 

  1. Semillas y corazones de manzana
  2. Coco y aceite de coco 
  3. Aguacate 
  4. Uvas y pasas 
  5. Hojas, semillas y corazones de albaricoque 
  6. Cebollas y cebollín 
  7. Ajo 
  8. Carne cruda o huesos 
  9. Camomila 
  10. Sal o bocadillos salados 
  11. Hojas, semillas y corazones de cereza 
  12. Nueces de Macadamia 
  13. Otros frutos secos (almendras, nueces, cacahuetes, pacana) 
  14. Semillas de mostaza 
  15. Ruibarbo 
  16. Planta de tomate 
  17. Frutas cítricas 
  18. Chocolate 
  19. Café y cafeína 
  20. Huevos crudos 
  21. Leche y lácteos 
  22. Hojas, ramas, piel o partes verdes de la patata 
  23. Tallos, hojas y corazón del melocotón 
  24. Regaliz 
  25. Alcohol 
  26. Masa con levadura 
  27. Lúpulo 
  28. Xilitol 
  29. Berenjenas y pimientos 
  30. Azúcar
Descubre aquí por qué tu perro no debe comer los alimentos de esta lista 

Los perros pueden comer...

Si todavía tienes dudas sobre qué alimentos puedes dar a tu perro, ¡pregunta en el Foro de Wamiz! 

🧐 Fuentes y referencias: Atlas de nutrición y alimentación práctica en perros y gatos, de Roberto Élices (Editorial Servet) y Cocina sana para tu perro y tu gato, de Gemma Knowles.