Publicidad

Torsión de estómago en perros: un síndrome que puede causarle la muerte si no tomas medidas

perro tumbado triste en el sofa y tapado con una manta

Un perro apático puede dar pistas de los síntomas

© Shutterstock

Desde el punto de vista de la educación canina, existen una serie de factores que aplicar en la vida diaria del perro para evitar que sufra una torsión de estómago. 

Por Rocío R. Gavira

Actualizado el 8/2/21 14:55

Torsión de estómago en perros: ¿qué es?

La torsión de estómago es un síndrome en el que hay una dilatación exagerada como consecuencia de la acumulación de gases, alimentos o líquidos en perros. Los ligamentos del estómago no pueden soportarla y el estómago gira sobre su eje

Síntomas de una torsión de estómago en perros

  • Barriga extremadamente hinchada, como si diera la sensación de reventar. 
  • El perro no para de dar vueltas. Está inquieto y siente muchas molestias.
  • El perro intenta tumbarse y no puede
  • No para de beber agua o intenta vomitar.
Radiografía de una torsión de estómago en un perro ©Shutterstock

Es un síndrome muy peligroso en los perros. De hecho, puede ser mortal para ellos si no se trata a tiempo.

¿Cómo prevenir la torsión de estómago a tu perro?

La torsión de estómago es un síndrome que, además de contar con su explicación veterinaria como recogió Wamiz en su momento, se puede prevenir desde el punto de vista de la educación canina.

Las claves pasan por: 

  • Horarios de comida y descanso para el perro. 
  • La forma de beber agua. 
  • El tipo de alimentación del perro. 

1. Horarios de comida y descanso para el perro

“Es importante que un perro tenga horarios y que el perro lo sepa. Y en todos los aspectos de su vida”, recalca Sergio Tallón, el educador de Senda Canina consultado por Wamiz. 

El estrés que genera en el perro la ausencia de rutinas, puede participar en el desarrollo una torsión de estómago. Es decir, que el perro no sepa cuándo va a salir, cuándo le toca dormir, cuándo se queda solo o cuando va a comer, “genera inseguridad”.  

Un perro corre feliz por el campo ©Shutterstock

En algunos perros esa inseguridad supone muchísimo estrés. Por lo que “esa excitación negativa puede ser mayor si el perro ha comido y, por tanto, llegar a la torsión de estómago, advierte el educador canino.

¿Cómo darle de comer a tu perro de forma correcta?

Sabiendo esto, es lógico pensar en la solución inmediata: que el perro esté tranquilo. Tallón, por ejemplo, es partidario de darle de comer a los perros una vez al día y por la noche. Así el perro no tiene de fallo y cuenta con una digestión tranquila”.  

La ecuación saludable para un perro es comer después de cualquier actividad y luego descansar. 

Juegues con tu perro, entrenéis o simplemente sean los paseos diarios, el perro no debe hacer ejercicio tras comer.

“Si le das pienso dos veces al día, que se lo tome después de los paseos para asegurarte que está en calma, insiste el de Senda Canina. 

Plano de cerca de un perro que bebe agua ©Shutterstock

2. La forma de beber agua influye en la torsión de estómago canina

Un error que también influye en la torsión de estómago es la forma de beber agua. Llegáis del paseo y el perro bebe agua como si se fuera acabar.

Ese “glon, glon, glon” nervioso puede inflar la barriga

“Cuando el perro está muy activo, es mejor ponerle solo un poco de agua para que se refresque y retirarla –explica el educador canino –. Cuando el perro se tranquilice del todo, le puedes poner agua para que beba lo que quiera”.  

Un perro agarra con la boca su cuenco de comida ©Shutterstock

3. El tipo de alimentación del perro es clave para evitar este problema

Como experto, Sergio Tallón señala la alimentación del perro como otro factor con el que tener cuidado. “Existen piensos que inflan muchísimo por los cereales que llevan o incluso al producirse la mezcla del alimento con el agua ingerida.

Para impedir estos extremos, es preferible darle una ración de pienso al perro un poco inferior a la que le corresponde. “Si al perro le tocan 500 gramos, le pones un poco menos”. Aparte, aquí tienes un listado de piensos sin cereales.

“Dejarle la comida al perro a disposición, es una cosa del pasado”. 

Entre los ingredientes que se pueden inflar, el agua… “es fácil alcanzar esos niveles de sobrepasarnos y que el perro tenga el riesgo de la torsión de estómago”, señala Sergio Tallón. Es mejor prevenir que curar. 

Asimismo, el tipo de pienso juega su papel en una mala digestión. “Esto también depende de la vida del perro y del propio perro, pero hay piensos cuya digestión es larga (entre 5 y 8 horas) y aunque no llegue a torsión de estómago, podemos encontrarnos con torsiones de intestino”.

El mastín es una de las razas predispuestas a la torsión de estómago ©Shutterstock

La torsión de estómago en mastines

Existe una mayor incidencia de la torsión de estómago en perros grandes, como los mastines. A partir de veinte kilos de peso el riesgo es potencial en estos perros.

Razas como el pastor alemán, golden retriever, labradores, bóxer o rottweiler están más predispuestas.Eso no quiere decir que en perros de menor tamaño no se produzca la torsión de estómago.

El educador de Senda Canina insiste: Controlar la alimentación del perro y organizar su vida, es fundamental para su tranquilidad tenga el tamaño que tenga”.

Preguntas Frecuentes

🧐 ¿Qué hacer si mi perro tiene torsión de estómago?

⏱ ¿Cuánto dura un perro con torsión gástrica?

🐶 ¿Cómo sé si le duele la panza a mi perro?