Acorralaron a la perra cuando estaba a punto de saltar

Solo intentaban evitar que la perra se hiciera daño.

Una perra callejera llevaba días sentada fuera del un complejo de apartamentos, por lo que los vecinos contactaron a Hope For Paws. Tan pronto como el equipo de rescate llegó, la perra corrió por las escaleras y tuvieron que acorralarla de ambos lados.

- Anuncio Publicitario -

La perra estaba atrapada, y se notó que estaba contemplando saltar por el balcón. Lo último que querían era que la perra se hiciera daño, así que tuvieron que alejarse. Bloquear a la perra no iba a funcionar, asi que tendrían que lograr que bajara las escaleras.

La perra bajó lo suficiente para saltar con facilidad. Se dieron cuenta de que la perrita le tenía miedo a los hombres, así que Loretta tendría que ser quien terminara el rescate, así que se sentó en el suelo y alimentó a la perra con una hamburguesa e intentó hacerse su amiga. Finalmente pudieron asegurar a la perra con una correa, y tras unos breves segundos de miedo, la pobre callejera se calmó.

- Anuncio Publicitario -

En camino al hospital, decidieron que el nombre de la perra sería Saigon. No tenía microchip, así que cuando la examinaron y se dieron cuenta de que estaba sana, había llegado la hora de encontrar un hogar para ella…

¡Y eso fue exactamente lo que Cause For SB Paws hizo! La vida de la dulce Saigon dio un giro en muy poco tiempo. ¡Solo mírenla ahora! ?

- Anuncio Publicitario -