Alguacil arriesga su vida para salvar a un perro atrapado en un auto en llamas

“ Solía ser un oficial con perro asignado, así que amo a los animales y no querría ver a uno quemado hasta morir”. Lee más...

Alguacil_arriesga_su_vida_para-01

- Anuncio Publicitario -

Un perrito en Indiana está sano y salvo gracias a un alguacil que arriesgó su vida para salvarlo. Un auto se incendiaba y sus dos pasajeros humanos lograron escapar, pero no estaban seguros si su perro estaba adentro, por lo que el oficial no dudó en ingresar al vehículo y rescatar al perro, que intentaba esconderse de las llamas detrás del asiento del conductor.

El alguacil Dan Murchek del Departamento de Lake County estaba en patrulla cuando lo llamaron para reportar un incendio. Un par de minutos después llegó y vio a dos hombres al lado del vehículo, que para este momento desprendía llamas bajo la cubierta del motor, cada vez más cerca del interior. El oficial preguntó si todo el mundo había podido salir, y uno de los tripulantes respondió que no sabían si el perro escapó cuando ellos lo hicieron.

Murchek miró dentro del auto y pudo ver al perro escondido detrás del asiento del conductor (No entiendo por qué ninguno de los hombres hizo esto primero). La puerta trasera estaba cerrada (¿Por qué?) y el oficial no pudo romper la ventana, así que tuvo que utilizar la puerta del conductor.

- Anuncio Publicitario -

Pero el perrito se asustó y se alejó de él. El calor se volvió insoportable después de pocos segundos, así que Murchek emergió, respiró profundamente y lo intentó nuevamente.

“Ya me han mordido antes, pero igual lo intenté”, explicó. “Pensé que era ahora o nunca, así que me arrodillé en el asiento y busqué tomar al perro por su collar para sacarlo de ahí. Solía ser un oficial con perro asignado, así que amo a los animales y no querría ver a uno quemado hasta morir”.

Este oficial disfrazado de héroe entregó al perro, llamado Bella, a su dueño, John Manning, que la rescató hace siete años.

- Anuncio Publicitario -

“Bromeé con él y le dije que tendría que cambiar su nombre a Lucky [suerturda en inglés]”, dijo Murchek.

Los testigos que pasaban por la zona y los transeúntes que encontraron el paso entorpecido por las llamas aplaudieron al oficial.

“Parte de este trabajo es estar en el lugar correcto al momento correcto”, respondió con humildad.