Esta familia le presenta a su pit bull una camada de gatos. ¡Jamás esperaban esta respuesta!

El perrito asume su nueva responsabilidad con alegría.

Los perros tienden a obsesionarse con varias cosas: pelotas, discos voladores, pasear fuera de casa, albercas, cualquier alimento delicioso… en fin, la lista es larga.

- Anuncio Publicitario -

Ozzy es un pit bull muy particular, pues presenta una atracción algo extraña que nadie esperaría en un perro. De hecho, este perro ama algo que se supone que a los perros no les debe gustar.

Una vez conozcas la obsesión de Ozzy, la ternura invadirá tus sentidos sin remedio alguno.

- Anuncio Publicitario -

Si tuviéramos que redactar una lista de las cosas que obsesionan a un perro, sería larguísima. Pasear en auto, sus dueños, paseos cortos, paseos largos, cualquier otro humano… ¡podría seguir por siempre! Pero hay un adorable pit bull llamado Ozzy que tiene la obsesión más adorable del mundo.

Hace tres años, Ozzy fue adoptado por la familia Lajeniss en California. Siempre fue un perrito excelente y le encantaba la atención que recibía por parte su familia. Aunque adoraba a todas las personas que conocía, Ozzy se encariñó de manera especial con el hijo menor de los Lajeniss.

- Anuncio Publicitario -
Ant.1 de 5