Este pit bull vivió encadenado por años, ahora eso está por cambiar

Hace unos años, un pit bull llamado Cane vivía encadenado a un árbol dentro de una propiedad en Carolina del Norte que pertenecía a un familiar de su dueño. Lo dejaban sin agua ni comida, pero Jamie Spencer, una defensora de los animales, proveía lo que necesitaba, además de regalarle una casa perruna. Aunque lo cuidaba haciendo lo que podía, no podía llevarlo con ella a su hogar.

- Anuncio Publicitario -

este_pit_bull_vivio_encadenado-01

Todo empeoró cuando el dueño del lugar murió. Los nuevos dueños no querían a Cane en su propiedad. Spencer sabía que debía ayudar a Cane y le prometió ayudarlo a encontrar una mejor vida.

Facebook/Saving Chance the Pittie
Facebook/Saving Chance the Pittie

Contactó a Kari Newton de la Liga de Adopción Animal, quien reunió a un grupo de voluntarios para pagar los gastos médicos de Cane, un hogar temporal y a las personas que se llevaran a Cane a su nueva vida.

Facebook/Saving Chance the Pittie
Facebook/Saving Chance the Pittie

A pesar de ser un perro amistoso y dócil, Cane también sufría de ansiedad, por estar encadenado fuera de un hogar tanto tiempo. Jamás pudo experimentar lo que se siente ser un perro normal, con todo el dolor físico y emocional que eso puede causar.

Facebook/Saving Chance the Pittie
Facebook/Saving Chance the Pittie

Eventualmente, encontraron un hogar temporal para Cane, donde le dieron su primer baño en años. Las organizaciones Dogs Deserve Better y Operation Save a Shelter Dog en Virginia Beach unieron fuerzas para rescatar a Cane y llevarlo a Virginia, donde se rehabilitaría y saciaría sus necesidades veterinarias.

Facebook/Saving Chance the Pittie
Facebook/Saving Chance the Pittie

Finalmente se liberó de sus cadenas y comenzó su nueva vida, donde también recibió un nuevo nombre: Chance, que representa su segunda oportunidad de vivir una vida digna.

- Anuncio Publicitario -
Facebook/Saving Chance the Pittie
Facebook/Saving Chance the Pittie

Aunque Chance ha sido rescatado, aún debe recuperarse por completo. Su pelaje y su piel están en mal estado, producto de tantos años viviendo a la intemperie; también debe ser castrado y, lamentablemente, tiene parásitos en el corazón.

Facebook/Saving Chance the Pittie
Facebook/Saving Chance the Pittie

Eventualmente, cuando mejore, Chance estará disponible para ser adoptado, pero por ahora el perrito disfruta de la buena vida en su nuevo hogar en Virginia.

Su cola nunca deja de moverse y su rostro es de felicidad”, expresó su madre adoptiva, Alissa Campbell. “Solo quiere algo de amor, como todos”.

Facebook/Saving Chance the Pittie
Facebook/Saving Chance the Pittie

Ahora que Cane se ha convertido en Chance y disfruta de la vida, Spencer está en paz. “Me hace llorar”, compartió. “Está viviendo bien y ya no necesito preocuparme por él, está en buenas manos”.

Puedes seguir las aventuras de Chance y su camino hacia la recuperación en su página de Facebook.

Aquí vemos a Chance liberarse de las cadenas por primera vez:

- Anuncio Publicitario -

Chance the Pitbull being unchained!

Not the best video quaility, but here is Chance (previously Cane) being officially unchained before his trip to Virginia Beach

Gepostet von Saving Chance the Pittie & Friends am Montag, 3. Oktober 2016

Y en este video disfruta del viaje hacia su nueva casa:

- Anuncio Publicitario -

Half way to Virginia Beach and Chance's ( previously Cane) new life. Disclaimer on the video, Chance does not like nylon leashes and views them as a very energetic game of tug-o-war so for his safety he had to have his chain connected to his harness. It was no longer on his neck though and as soon as he got to his Foster Home In Virginia Beach, they were able to remove it.

Gepostet von Saving Chance the Pittie & Friends am Montag, 3. Oktober 2016