Este pug es tan pegajoso que no deja a su humano ir al baño solo

Conozcan a Nigel, el pug que se pone feliz cuando tiene la oportunidad de seguir a su dueño al retrete.

- Anuncio Publicitario -

Este perrito no conoce de límites personales, y el ambiente del baño no parece molestarle en lo absoluto.

“Es raro como perdí mi privacidad. No tengo ni un momento de paz para mí”.

1
2
3