Gato de la calle suplica por un poco de amor… ¡¿Y cómo podrías decirle no a esta carita?! Tan solo míralo.

Este lindo gatito caminó hasta un edificio, suplicándole a cualquiera por un poco de amor y afecto. Se sentó frente a la ventana de un trabajador viendo si este le prestaba un poco de atención. El gatito anaranjado tenía la expresión más dulce del mundo en su cara… ¡¿Cómo podrías decirle no a esto?!

- Anuncio Publicitario -

Tienes que ver cómo termina la historia. ¡Él hombre salió del edificio para saludar al gatito y este lo bañó con todo su cariño y afecto! El gatito se frotaba una y otra vez contra sus piernas. Awww, que dulzura…

Y hay buenas noticias – ¡El hombre decidió adoptar a este adorable gato y lo llamó Rusty ¡Estamos tan felices de que lo haya llevarlo a casa! — ¡COMPARTE esta dulce historia con tus amigos!

Tienes que ver esta historia de rescate por ti mismo:

- Anuncio Publicitario -