Les aconsejaron poner a su perra a dormir, pero mírenla ahora

Decidieron ignorar al veterinario.

Allie fue diagnosticada con un tumor cerebral a los dos años. El veterinario aseguró que no le quedaba mucho tiempo de vida y debían sacrificarla, pero su familia no lo escuchó porque sentían que Allie todavía tenía mucho amor que dar. ¡Aquí está celebrando su cumpleaños número 11! Tan solo mírenla ahora. ?

- Anuncio Publicitario -