Perro abandonado por su familia encontró la manera de regresar con la mujer que lo rescató

"Rocky la reconoció de inmediato y saltó a sus brazos. Nos miró por encima de su hombro como diciéndonos adiós." Lee más...

Perro_abandonado_por_su_familia-01

- Anuncio Publicitario -

La Fundación Animal Trio (TAF por sus siglas en inglés) publicó esto en su página de Facebook:

EL MUNDO DE ROCKY CAMBIÓ PARA SIEMPRE

Cuando Rocky fue transferido desde una perrera rural con un alto índice de sacrificio, se les olvidó decirnos que padecía de dirofilaria immitis (gusano del corazón). Además, tenía una terrible infección ocular y otra en la piel que lo había dejado con un espacio sin pelo en su espalda del tamaño de una pelota de béisbol.

TAF le dio atención médica de inmediato y lo hospitalizó. Rocky ya recibió su primer tratamiento para la dirofilaria y necesitará una segunda ronda. Desde que está bajo nuestro cuidado, sus infecciones en la piel y los ojos han sanado.

TAF recibió un correo electrónico de una niña que estaba interesada en adoptar a Rocky. Después de intercambiar un par de correos, nos enteramos que Brianna había encontrado a Rocky vagando por un camino rural, lo llevó a la estación de policía para revisar si había algún microchip con su identificación. Cuando descubrieron que sí tenía uno, la policía contactó a su dueño y envió a Brianna a su casa.

- Anuncio Publicitario -

Mientra esperaban que su dueño fuera a recogerlo, Rocky fue enviado a la perrera local. Después de un par de días, Brianna llamó para ver cómo seguía y le notificaron que el dueño de Rocky había renunciado oficialmente a cuidarlo y que la perrera lo había transferido al albergue. Afortunadamente también le informaron que Rocky estaba seguro bajo nuestro cuidado; ella revisó nuestra página en Facebook y vio su historia.

Perro_abandonado_por_su_familia-02

Brianna se ofreció para llevar a Rocky a su casa y cuidarlo durante su tratamiento. Después de conocer todo el esfuerzo que la niña había realizado para salvarlo, supimos que el mejor lugar para que se recuperara era con una persona que solo quería lo mejor para él. TAF contacto al veterinario de Brianna para preguntar si Rocky podía continuar el tratamiento en su clínica.

Ellos hablaron con nuestro veterinario en Chicago y estuvieron de acuerdo en tratarlo. Programamos las citas e hicimos los arreglos para cubrir los gastos de los tratamientos que faltaban.

- Anuncio Publicitario -

El sábado pasado, Brianna condujo hasta Chicago para recoger a su nuevo amigo. Rocky la reconoció de inmediato y saltó a sus brazos. Nos miró por encima de su hombro como diciéndonos adiós.

Brianna hizo todo lo se debe hacer cuando encontramos a un perro callejero. Nadie habría adivinado que su perseverancia llevaría a Rocky de vuelta a sus brazos. ¡Estaban destinados a estar juntos!