Un gato cuida su puerta, pero cuanto el bebé intenta escapar, este recibe una respuesta muy graciosa: “¡No pasarás!”

Este bebé gatea por toda la casa y examina los diferentes pasillos, pero cuando el gato lo ve pasar por su puerta sagrada, este NO se lo permite y es DEMASIADO GRACIOSO…

Este gato sabe lo que su padre necesita y lo ayuda cuando puede. Su “pata amiga” es muy apreciada cuando el bebé intenta cruzar la puerta… ¡Este es un momento realmente divertido!

Casi puedes escucharle decir “No pasarás”. Jajajaja… ¡Sólo mira el video!

- Anuncio Publicitario -

¡Esto es tan ADORABLE y gracioso! Me encantó… ¡COMPARTE esta historia con tus amigos! ?

- Anuncio Publicitario -