Una mujer despide al perro que salvó hace 17 años de la mejor manera

“Muchas personas aman tanto a sus animales que no soportarían verlos sufrir al final de su vida o por una enfermedad terminal, pero no tienen los medios para pagar una eutanasia en el veterinario”. Lee más

ADVERTENCIA: Busca los pañuelos y prepáralos, esta historia los merece.

- Anuncio Publicitario -

Una_mujer_despide_al_perro-01

Cuando un perro callejero apareció en la vida de Jesusita hace 17 años, ella no tenía idea de que ese perro se convertiría en su mascota y envejecerían juntos. Ella no tenía dinero ni muchas cosas materiales, pero eso nunca importó, pues lo que los unió fue una soledad común, que con el paso de los años y mucho trabajo en conjunto, pudieron superar.

Eventualmente bautizó al perro “Solovino”, como un juego de palabras que explicada que el perro vino solo. Durante los 17 años que fueron amigos, se volvieron inseparables. Sin embargo, a medida que Solovino envejecía, le costaba más y más subir las escaleras para llegar a casa y Jesusita empezó a darse cuenta de que algún día tendría que decir adiós.

Una_mujer_despide_al_perro-02

- Anuncio Publicitario -

“Recibimos una llamada en nuestra línea de ayuda por parte de la dueña de un perro de 17 años que necesitaba asistencia en cuanto a transporte y eutanasia compasiva”, declaró Kerry Armstrong en una entrevista con The Dodo. Armstrong es la fundadora de Home Dog LA, que constituye una alternativa a refugios tradicionales.

“Muchas personas aman tanto a sus animales que no soportarían verlos sufrir al final de su vida o por una enfermedad terminal, pero no tienen los medios para pagar una eutanasia en el veterinario”, agregó Armstrong. “A veces tienen que traer a sus animales al refugio porque creen que no existe otra opción”.

La semana pasada, una miembro de Home Dog llamada Sandra Shadic llegó al pequeño apartamento donde Jesusita y Solovino habían vivido por 17 años. Todos disfrutaron de una hamburguesa juntos, se despidieron y Solovino fue llevado a la clínica.

- Anuncio Publicitario -

Una_mujer_despide_al_perro-03

Solovino ahora espera a Jesusita del otro lado. Desde el momento que el perro llegó a su vida, ella supo que debían crecer juntos; ella solo necesitaba un poco de ayuda para decir adiós. Por fortuna, Home Dog y las maravillosas personas que trabajan duro en la organización prestaron su asistencia para que estuvieran juntos hasta los momentos finales.

Por favor considera realizar una donación para apoyar el importante trabajo que realizan los amigos de de Home Dog LA, pulsando aquí para obtener más información sobre cómo puedes ayudar. De antemano, muchísimas gracias.