Chihuahua sin hogar no estaba lista para recibir contacto humano, pero termina siendo muy dulce

ChiChi solo necesitaba confiar de nuevo.

Hope For Paws respondió al llamado de ayuda para asistir a una chihuahua de la calle, y utilizaron sus cercas plegables para asegurar el área. La perra, asustada, no sabía qué estaba pasando y se escondió en una esquina. Lo que sucedió después nos da a entender que la perra no estaba lista para el contacto humano.

- Anuncio Publicitario -

Loretta se agachó cerca de la perra y le ofreció comida lentamente. Después de un par de bocados, pensó que podría intentar acariciarla, pero la perra reaccionó de mala manera debido al miedo. Tendrían que intentar otra cosa.

Con mucho cuidado, aseguraron la correa alrededor de su cuello para sacarla de su esquina. Después de utilizar la Lucky Leash, pasaron tiempo ganándose su confianza.

- Anuncio Publicitario -

ChiChi empezó a permitir que la acariciaran, y terminó siendo una perra realmente dulce. Una vez la llevaron al vehículo, solo quería acurrucarse. Estaba en camino a recibir un buen baño tibio por primera vez en quién sabe cuánto tiempo.

Una semana después, ChiChi fue trasladada a un hogar temporal con otro perro rescatado por Hope For Paws en Washington. Ambos esperan su hogar para toda la vida. ?

- Anuncio Publicitario -