¿Cómo adoptar un perro policía?

adopción perro policía
Siempre quisiste adoptar un perro policía. ¡Y está a tu alcance!

Si alguna vez has pensado en adoptar un ex perro policía, aquí te comentamos cómo hacer tu deseo realidad. ¡Es mucho más fácil de lo que imaginas! Pero atención, recuerda que la tenencia de una mascota está muy lejos de ser un capricho. 

- Anuncio Publicitario -

Reconozcamos que todos hemos pensado alguna vez en adoptar un perro policía. Muchas son las ocasiones en las que nos llegan noticias de las gestas de unos animales que prestan un servicio de un valor incalculable y que, a día de hoy, son absolutamente insustituibles. Y también es cierto que cuando los hemos visto trabajar hemos pensado en qué pasará cuando llegue la hora de su jubilación.

La respuesta a lo anterior es que lo mejor que puede aguardarles es un retiro dorado. Y esos últimos años (¡que pueden ser muchos!) nada mejor que pasarlos a tu lado. Porque, efectivamente, no todos los perros policías encuentran adopción entre los miembros del propio cuerpo.

Las razas más habituales

La edad, una enfermedad o la pérdida de aptitudes son algunas de las razones que pueden apartar del servicio a estos animales, a menudo recluidos en instalaciones donde sus propios cuidadores son quienes se encargan, con mayor o menor éxito, de buscarles una familia. Los pastores alemanes, los labradores y los pastores checos son las razas de perros más frecuentes en las unidades caninas ya que estos son los que mejor se adaptan. En el pasado también fueron habituales los border collie, pero su jubilación les llegaba mucho antes, por los que ya no están muy presentes.

Son los entrenadores de las distintas unidades caninas quienes deciden en qué momento es conveniente entregar el perro en adopción, “con idea de no alargar innecesariamente su vida laboral”, según explica Isabel Monteagudo, especialista del Cuerpo Nacional de Policía. Esto suele suceder a los ocho o nueve años de edad. En el proceso de relevo, “el perro veterano entrena al joven, pero una vez que el nuevo ha aprendido el primero no puede entrenar al mismo ritmo del segundo y de esta forma acaba quedando al margen”.

- Anuncio Publicitario -

Pero, ¡ojo!, aunque estos animales pasen de llevar una vida con una actividad, en ocasiones, frenética, a disfrutar de un entorno familiar mucho más tranquilo, Monteagudo recalca que “no por estar jubilados tienen que llevar estos perros una vida excesivamente sedentaria, pues son perros muy activos que conservan una enorme fortaleza”.

¡Dónde hay que ir!

Iniciar el proceso de adopción de uno de estos perros policía no es muy diferente de hacerlo con otro que viva refugiado en una asociación. Hay que pasar una serie de entrevistas y estar de acuerdo en recibir un seguimiento del animal que se nos entregará por parte de su cuidador. En Facebook existe la página Perros Policía Jubilados, con casi 40.000 seguidores. Pero también puedes contactar con la asociación Héroes de 4 Patas, una organización sin ánimo de lucro fundada en 2015 que busca dar visibilidad a la labor de las Unidades Caninas de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad con el objetivo prioritario de ofrecer una retirada digna y de calidad a los perros de trabajo que abandonan el servicio activo.

Ni que decir tiene que los perros policía han sido especialmente educados para ser completamente leales, proteger a las personas y rescatarlas en situaciones graves. Así que pueden ser unas perfectas mascotas. Seguro que ahora ya lo tienes más claro. ¡Vamos, en tu sofá hay hueco y os están esperando!

Referencia:

- Anuncio Publicitario -

Héroes de 4 Patas. Organización sin ánimo de lucro que ha logrado desde su creación casi 200 adopciones de perros policía.

Mira también: 18 fotografías de bomberos salvando animales. ¡Derretirán tu corazón!

Periodista. Hablo de animales y de cultura. Y me empeño en conectar una cosa con la otra. Pero no siempre. Cuando me preguntan por mi vida pienso en los perros que me han acompañado hasta hoy. Bueno, y en los gatos. Y en los hámsters, y en las palomas... Por el camino decidí hacerme vegano.