¿Cuánto tiempo puedo dejar a mi perro solo?

dejar perro solo
Los perros llevan mal la soledad I Kelly Sikkema

El perro es conocido por no soportar la soledad. Muchos propietarios son testigo de comportamientos molestos (ladridos, destrucción, suciedad…) que pueden ser indicador de que el perro sufre de soledad en silencio. ¿Por qué no le gusta estar solo? ¿Qué podemos hacer para enseñarle a soportar nuestros momentos de ausencia?

- Anuncio Publicitario -

El perro es un animal social que vive en grupo. Esta forma de vida se traduce en una importante necesidad de contacto, de interacción con otros individuos. Por tanto, soporta mal el aislamiento y la soledad, pudiendo dar lugar a problemas frecuentes y variados, como ladrar en exceso.

El perro, animal social y activo

Al contrario que el gato, el perro es un animal que en la naturaleza tienen tendencia a formar grupos. Por raro que parezca, hay muy pocos estudios sobre perros salvajes para poder conocer su comportamiento sin el hombre.

La mayoría de las investigaciones revelan que el perro puede actúa solo, pero que tienden a organizarse en pequeños grupos. Esos grupos no son aleatorios: el perro elige estar rodeado. Pero se trata de animales en libertad, en casa el perro no tiene el control.

Además, es un animal que necesita mucha actividad. Si no respetamos esta necesidad aparecerá la frustración, haciendo que el animal sea menos paciente, más irritable y excitable y a veces, hiperactivo. Los momentos de soledad pueden convertirse en un auténtico calvario de aburrimiento y, a menudo, van ligados a comportamientos molestos del animal.

Aprender a estar solo

La capacidad de poder estar solo y mantenerse ocupado es un aprendizaje. El cachorro experimenta muy poco la soledad, pasa su vida entre humanos.

- Anuncio Publicitario -

Ese aprendizaje puede ser positivo o negativo. Un perro que experimenta la soledad en buenas condiciones va a aprender, seguramente, a mantenerse ocupado o, simplemente esperar, con paciencia y menos frustración. En malas condiciones, el perro desarrollará la ansiedad, estrés, miedo antes y durante esos momentos de soledad.

Las condiciones que hay que respetar:

  • Respetar las necesidades del perro: para preparar mejor al animal a quedarse solo, tiene que estar satisfecho a nivel actividad física, su alimentación, el contacto con los humanos y/o otros perros.
  • Enriquecer su entorno: el perro no tiene, en general, una libertad total (ya esté en la casa o en un jardín), hay que proporcionarle algo de lo que ocuparse, según sus necesidades y su temperamento.
  • Realiza un aprendizaje progresivo: no comiences un día de ausencia con un cachorro recién destetado. Hay que proceder por habituación: empezar con ausencias de algunos segundos, después 5 o 10 minutos, y ve aumentando progresivamente, sin que el animal presente signos de malestar. Si reacciona mal, continúa con sesiones cortas hasta que se sienta cómodo con la prolongación del ejercicio. 

¿Cómo sé si mi perro se puede quedar solo?

Evidentemente, la mejor manera de saberlo es probando. Pero hoy en día existen numerosas técnicas para observar a tu perro en casa cuando no estás: cámaras robot pueden grabar, si quieres, esos momentos en los que no estás. Podemos ver las imágenes del animal mientras no estamos e, incluso, recibir una notificación al móvil si el pero ladra. ¡Los vídeos pueden desvelarnos alguna que otra sorpresa!

Algunas de las manifestaciones relacionadas con la soledad pueden ser:

  • Quejas, gemidos, aullidos, ladridos.
  • Rascar, especialmente cerca de las puertas y las salidas.
  • Destrucción de objetos (ya sean aleatorios o al contrario objetos con el olor de sus amos).
  • Suciedad.
  • Autolesión (lamer compulsivamente, morderse la cola…) salud más frágil.

Si observas estos signos durante tus ausencias, no dejes de llamar a un veterinario especialista en el comportamiento del perro, para determinar lo mejor posible la causa de ese estrés (miedo, frustración, aburrimiento…). Esta etapa es a menudo indispensable para poner en práctica la terapia adecuada.

¿Qué puedo hacer si mi perro se niega a estar solo?

Aprender a estar solo puede tomar tiempo, y muchos propietarios están obligados a encontrar soluciones paliativas mientras llega el momento. En ciertos casos, esas soluciones pueden llegar a amplificar el problema inicial: es el caso, por ejemplo, de los collares anti ladrido o las jaulas de contención.

- Anuncio Publicitario -

No dudes pedir ayuda a un especialista en educación de perros, de preferencia, un especialista en educación positiva basada en el refuerzo positivo. Cuanto antes comiences, antes aprenderá el animal, y más fácil será para él medir sus emociones en los momentos de soledad.

La otra opción, positiva para el perro, consiste en que alguien lo cuide, como hacemos con los niños. Hoy en día hay numerosos servicios disponibles para poner en relación a los propietarios con los particulares o las empresas. La oferta es muy variable, desde la guardería canina hasta los paseadores de perros a domicilio, encontrarás la solución para cubrir las necesidades de tu perro mientras que no estás.

Escrito por: Dr Stéphane Tardif

Médico veterinario y redactor para Wamiz.

Lee también: ¿Por qué los perros duermen en los pies?

Periodista, apasionada del arte, enganchada a las redes sociales y enamorada de los animales. ¡Puedo pasar horas viendo vídeos de gatetes en internet!