Ella vio un “perro muerto” en un vertedero. Cuando se dio cuenta de la verdad, no lo pudo creer.

El parque Echo Lake en Fort Worth, Texas, es un infame vertedero de perros no deseados. Judy Obregon ha rescatado muchos perros en ese lugar, pero también ha visto muchas escenas desgarradoras.

- Anuncio Publicitario -

Esta semana, vio a un perro acostado que parecía estar muerto. Se acercó y pensó que el perro llevaba tiempo muerto, lo cual es bastante común en esa zona. Pero cuando se acercó más, notó que el perro aún respiraba. Obregon lo llevó de emergencia al hospital veterinario más cercano para salvar su vida.

The Abandoned Ones

Obregon es conocida como “la señora de los perros”, y tiene una organización de rescate llamada The Abandoned Ones, que la da una oportundad a los perros abandonados de vivir una vida feliz. Muchos de los perros abandonados en Echo Lake Park solían servir como perros carnada en anillos de pelea, y cuando no sirven más, los abandonan a morir.

The Abandoned Ones

Obregon se encarga de recorrer el área todos los días para encontrar perros con vida. Por fortuna, el perro que encontró esa semana estaba vivo, pero su recuperación sería larga y difícil.

- Anuncio Publicitario -
The Abandoned Ones

Los veterinarios creen que el perro, que bautizaron Blue, puede haber ingerido veneno, especialmente porque muchas bolsas a su alrededor en el área donde fue hallado estaban llenas de sustancias tóxicas. Estaba muy débil, pero eventualmente pudo levantarse con un poco de ayuda del personal.

Pero a medida que pasaron los días, Blue comenzó a comer más, tomar mucha agua y consiguió fuerza. Su recuperación avanzaba a pasos agigantados, al punto que pudo caminar sin ayuda.

The Abandoned Ones

A pesar de todo lo que Blue tuvo que sufrir, nunca dejó que su espíritu se derrumbara. Mantuvo una disposición positiva y siempre fue un perrito feliz y amigable.

- Anuncio Publicitario -

Blue sigue en el hospital mientras recupera su salud completamente, pero el equipo de rescate ya está buscando un hogar temporal para que viva mientras está listo para ser adoptado de manera permanente.