¿Por qué mi gato no quiere comer y está decaído?

Gato decaído
¿Por qué gato no tiene apetito? I Pexels

Si últimamente tu gato no está comiendo, puede ser por una de estas razones. Conócelas y soluciona el problema lo antes posible.

- Anuncio Publicitario -

¿Sientes a tu gato triste? ¿Notas que tu felino no tiene ganas de comer? ¿Llegas a casa y se esconde? Si tienes una respuesta afirmativa (o varias) a estas preguntas es muy probable que tu gatito esté sufriendo en silencio una enfermedad. En ningún momento queremos alarmarte con esto, pero -según los veterinarios de la Clínica Lindo Pulgoso- estos estados de ánimo son signos de dolencias. Quédate con nosotros para saber cómo reaccionar antes estas situaciones felinas que nos rompen el corazón a los humanos.

Siguiendo el hilo de la conversación que hemos tenido con los expertos asturianos, los dueños de los gatos debemos tener muy presente que estas mascotas son autosuficientes e independientes. Sin embargo, hay instantes que implican un nudo en nuestro estómago sobre todo si notamos que nuestro felino no quiere comer a la par que lo encontramos todos los días melancólico y ausente.

Son muchas las causas que implican un comportamiento similar en los gatos. Por ello, es importante acudir al veterinario desde el minuto que sientas que tu gatito no come ni bebe ya que un buen diagnóstico es clave para solucionar los trastornos y los dolores (en el caso de haberlos) sin complicaciones posteriores. Antón Muñiz asegura que los dueños de los animales nunca debemos jugar a los médicos puesto que la opinión de un profesional puede cambiar y mejorar la vida del gato en cuestión de segundos. El veterinario afirma que las razones para que un gato esté decaído, se esconda y no coma -algunos tampoco beben- son diferentes en cada gato y van desde enfermedades fáciles de curar hasta alteraciones graves.

1. Problemas bucales

El sarro, la gingivitis y la resorción dental son capaces de quitarle las ganas de comer a tu minino puesto que estas dolencias están causadas por una enorme suma de bacterias que tu gato tiene escondidas en su boca y… ¡tú sin saberlo!

- Anuncio Publicitario -

2. Alergia

Este punto se relaciona directamente con la intolerancia de tu gato a algún tipo de alimento que está comiendo. ¿Cómo detectarlo? Los veterinarios aconsejan revisar el pelo de tu gato para ver en qué estado se encuentra. En el instante que notes que hay calvas o brotes cutáneos, llévalo al doctor porque algo le está ocasionando una reacción alérgica que le está quitando las ganas de todo.

3.Estrés

¿Te mudaste de casa o acabas de adoptar a tu gato? Estos factores son muy importantes a la hora de valorar el apetito de tu felino porque le generan estrés y, ¡esta dolencia no es amiga de un apetito voraz!

4.Depresión

Al igual que nos pasa a los humanos, lo mismo les ocurre a los gatos. Cuando estamos deprimidos se nos quitan las ganas de comer. Quizás tu felino esté sufriendo en silencio la pérdida de un ser querido ya sea gato o persona.

5.Problemas intestinales

Estos están relacionados directamente con las bolas intestinales o la posibilidad de que tu gato se haya tragado un objeto. Ambas causan obstrucciones intestinales que les quitan el apetito a los gatos. Pero no es lo único, además tu felino puede vomitar y estar muy triste puesto que no se encuentra bien y esa es la manera que tiene de decírtelo.

- Anuncio Publicitario -

6.Envenenamiento

Por desgracia, esta es la causa más grave ya que son muchos los casos que terminan mal. Si tienes la sospecha de que alguien a envenenado a tu gato a la par que notas que deja de comer, de beber y se esconde tras el sofá sin motivo alguno visita al veterinario lo antes posible. En esos casos, el tiempo es oro.

¿Soluciones? 

Lo primero que debes hacer es acudir al veterinario para que sea un experto el que verifique qué le ocurre a tu gato. Después y con el problema aclarado, es primordial que dejes tranquilo a tu felino en las horas de la comida, le pongas agua fresca durante todo el día y le des algún que otro capricho a modo de alimentos. Por ejemplo, ¿qué gato puede resistirse a una latita de atún elaborada con todo el cariño del mundo para hacerlo feliz?

Lee también: ¡Desmontamos los mitos y prejuicios de los gatos! 

Creadora de contenido SEO, SOCIAL y VIRAL con mucho estilo para afrontar la vida rodeada de perros hiperactivos porque, finalmente, así soy yo. GUAU!!