Mamá lleva un cachorro nuevo a casa, pero el gran danés no soporta los celos

¡Él quiere a mamá y no está dispuesto a compartir!

Los perros son animales llenos de amor, y por eso cabe la posibilidad de que sean muy celosos cuando sus humanos demuestran algo de afecto a otras personas o animales. Admito que se siente bien porque refuerza lo mucho que me aman, pero también hay ejemplo algo extremos de estos celos, como el de este gran danés.

- Anuncio Publicitario -

Mamá le presenta un nuevo cachorrito a sus perros, y ellos lo analizan con calma y en detalle. El hijo mayor de mamá tiene algo que decir, pero todo parece estar bajo control.

- Anuncio Publicitario -

Mamá suela al cachorro, y el perrito no tarda en buscar su nueva cama. Es entonces cuando el gran danés confiesa sus celos. ¿Cómo es posible que mamá sostenga a otro perro? ¡Pues ahora tendrás que sostenerme a mí! El gran danés posa sus patas en los hombros de mamá y no la deja ir hasta que no termine de disfrutar de este momento de afecto.

¿Alguna vez habías visto tantos celos en un solo cuerpecito? ¡Me encanta! Se nota que mamá lo quiere mucho.

- Anuncio Publicitario -