Perra embarazada y abandonada en invierno recibe un milagro navideño

Durante una fría noche de noviembre, la oficina de Fenland Animal Rescue, en Cambridgeshire, Inglaterra, recibió una llamada de la policía local. Un hombre había descubierto a una perrita mezcla entre chihuahua y terrier en trabajo de parto, abandonada en su puerta.

- Anuncio Publicitario -

La perra y el único cachorrito que salió de ella estaban expuestos al duro clima invernal en una jaula sin cubrir. La perra lloraba de agonía y dolor.

Fenland Animal Rescue

Joshua Flanagan, de Fenland Animal Rescue, describió la situación como una “absolutamente trágica”.

“Estaba muy adolorida, además de incómoda. Aullaba tan fuerte como podía cuando la encontramos. La policía nos contactó de inmediato”, contó a BBC News. “La temperatura afuera era de solo 1°C cuando llegamos, y ella estaba en una jaula de alambre. Vemos animales abandonados o callejeros todas las semanas, pero es la primera vez que vemos a una perra abandonada en un estado de necesidad tan grande”.

- Anuncio Publicitario -
Fenland Animal Rescue

Por desgracia, para el momento en el que Flanagan y su equipo llegaron, el pequeño cachorro había muerto, y la madre, que llamaron Bella, necesitaba cuidado veterinario de manera urgente.

El equipo de rescate llevó de inmediato a la exhausta perra al Hospital Animal Cromwell en Huntingdon, donde los rayos X determinaron que todavía había dos cachorros dentro de ella: uno atrapado en su cervical y otro aún en su vientre.

Determinaron que una cesárea de emergencia era la mejor opción para salvar la vida de los tres. Gracias al esfuerzo en conjunto del equipo de rescate y los veterinarios, Bella y sus dos cachorros sobrevivieron y hoy en día gozan de buena salud.

- Anuncio Publicitario -
Fenland Animal Rescue

Sus nuevos amigos de Fenland Animal Rescue estiman que Bella tiene entre 12 y 18 meses. Es muy joven para ser usada como perra de crianza. No solo fue explotada por sus cachorros, también fue abandonada, por lo que vivió bajo riesgo, asustada y sola en el frío cuando más necesitaba ayuda.

“La persona que la abandonó debe haber sabido exactamente lo que iba a pasar con ella”, Flanagan said. “Seguramente vieron al cachorro muerto y escucharon a Bella gritar de agonía y pensaron que no querían tener nada que ver con la cuenta del veterinario, así que la dejaron en la casa de una familia que pudiera pagar esa cuenta. Necesitamos encontrar a quien hizo esto para que la policía pueda charlar con esa persona”.

Fenland Animal Rescue

Bella y sus cachorros viven muy bien en un hogar adoptivo cálido y lleno de amor, donde reciben cuidado todo el día. En ese lugar, Bella ha demostrado ser una madre muy atenta. ¡Buena chica!

FUENTEiHeartDogs