Perro de Refugio Que Fue Tratado Mediocremente Encuentra Hogar de Acogida Perfecto, Y No Puede Dejar de Sonreír

¡Di "whisky"! ¡y awww!

Los nuevos padres adoptivos de Kobe le compraron un cono de helado de McDonald’s de camino a casa desde el refugio. Se podría decir que fue el primer sabor de una dulce y alegre vida del delgado perro portador de parásito del corazón.

- Anuncio Publicitario -
Sean Stinchcomb
Sean Stinchcomb

Hace unas semanas atrás, Kobe fue abandonado por sus anteriores propietarios en un refugio de Maryland. Tiene cuatro años de edad y su apariencia indicaba que no fue muy bien tratado.

El padre adoptivo Sean Stinchcomb dice:

“Sólo podemos asumir que no se le proporcionó el cuidado adecuado donde estaba antes de llegar al refugio.”

Sean Stinchcomb
Sean Stinchcomb

Todo eso ha cambiado ahora.

Kobe ha estado con Sean y su esposa, Jade, y su peludo equipo de dos pits y cuatro gatos por las dos últimas semanas – adoptado a través de Baltimore Bully Crew. A Sean y Jade les ha encantado ver a Kobe salir de su caparazón, ofreciéndole constantemente mantequilla de maní, juguetes para masticar, y montones y montones de acurrucadas para “ayudarle a darse cuenta de que nunca tendrá que preocuparse de tener que volver al refugio.”

Y aunque Kobe no puede juguetear mucho con las otras criaturas ahora, durante su tratamiento del parásito del corazón – bueno, es seguro que se ve como que todavía está disfrutando de sus nuevas circunstancias.

- Anuncio Publicitario -

Sean dice:

“Él es un perro muy feliz y parece estarse volviendo más feliz cada día. Me gustaría pensar que sabe que esta seguro.”

Sean Stinchcomb
Sean Stinchcomb

Si permiten un pequeño comentario: Las sonrisas de los perros, por supuesto, son cosas complejas. A veces una sonrisa significa sumisión o miedo. A veces, los perros aprenden a mostrar sus blancos dientes, ya que se ven recompensados por hacerlo – en otras palabras, diciendo “whisky”, por una comida.

Sean se siente bastante seguro de que Kobe está mostrando una gran sonrisa de merecida felicidad real – la cual, adorablemente, coincide con  la Jade.

“Hace esa cara cada vez que se sienta contigo”, dice Sean. “Puesto que se está acostumbrado a recibir un montón de amor y de alimentos, parece que está sonriendo más a menudo.”

Sean Stinchcomb
Sean Stinchcomb

Hay que añadir: Los perros de Sean y Jade tienen una larga historia de ser increíblemente bien queridos.

- Anuncio Publicitario -

Su primer cachorra, Delilah, incluso se alistó para ayudar a Sean proponer casamiento a Jade en 2013.

Sean Stinchcomb
Sean Stinchcomb

En un par de meses, Kobe estará en el mercado para encontrar su hogar permanente. (Por tanto, mira en la página de Facebook de  Baltimore Bully Crew por actualizaciones –  puedes enviar una solicitud de adopción antes de que sea tarde.)

Habiendo estado en este camino con tantos perros adoptivos – siempre Pit Bulls, siempre blancos – Sean sabe que va a ser difícil dejar ir a Kobe.

Sean Stinchcomb
Sean Stinchcomb

Podrían haber, como en el pasado, algunas lágrimas.

Parece seguro predecir que también habrá algunas grandiosas, grandes sonrisas.

Sean Stinchcomb
Sean Stinchcomb