¿Qué es la leishmaniosis en perros?

qué es la leishmania
Troy fue un perro con leishmania que fue adoptado.

Es una enfermedad grave. Incluso mortal. Podemos prevenirla y, en caso de contagio, cuidar al animal con fármacos para mantenerla controlada. Por todo ello tenemos que estar siempre atentos ante cualquier síntoma.

- Anuncio Publicitario -

La leishmaniosis es una enfermedad parasitaria grave en el perro producida por un parásito, un protozoo microscópico, llamado Leishmania. Hay un síntoma muy habitual y temprano que debe alertarnos: la pérdida de pelo, especialmente en la zona circundante de los ojos, en las orejas y en la nariz.

Si la enfermedad está más avanzada, observaremos como el animal pierde peso considerablemente a pesar de que este no pierde el apetito. Debido a la extrema debilidad fisiológica que llega a producir es muy habitual que aparezcan grietas y heridas en la piel, más comunes en la cabeza y en las patas, en general en todas las zonas que están en contacto directo con el suelo cuando el perro se sienta o se tumba.

En la fase final, el cuadro se vuelve crónico, apareciendo severas complicaciones como la insuficiencia renal, lo que en la mayoría de los casos acaba por producir la muerte.

No distingue ni sexo ni raza

La enfermedad se transmite por un mosquito llamado flebotomo. De ahí que la presencia de estos constituya la fuente más peligrosa de contagio. La temporada de mayor incidencia empieza con el calor (entre abril/mayo y septiembre/octubre). Durante el invierno sin embargo estos insectos permanecen en estado larvario y son inofensivos. Pero en las zonas más cálidas de España estos mosquitos pueden sobrevivir durante todo el año.

- Anuncio Publicitario -

Según fuentes de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Córdoba las regiones actualmente más afectadas son Andalucía, Murcia, Valencia, Extremadura, Madrid, Cataluña, Aragón, Castilla-La Mancha, Castilla y León y Baleares. Esto no significa que el mosquito flebotomo no pueda estar presente ocasionalmente en otros territorios.

También hay incidencia del mismo en otros países fundamentalmente de la región mediterránea como Portugal, Francia, Italia, Malta, Turquía, Grecia, Marruecos, Argelina, Túnez, Libia e Israel. Tanto perros machos como hembras pueden verse afectados por igual. Tampoco existe ninguna raza inmune a la enfermedad.

Dudas sobre la infección

Hemos de visitar al veterinario, cuanto antes, mejor. Será él quien realice una prueba analítica. Dependiendo de los síntomas puede decidir también extraer una muestra de la médula ósea o del tejido de un ganglio linfático inflamado para examinarla con el microscopio y detectar la presencia de los parásitos.

El periodo de incubación puede extenderse entre 3 y 18 meses. Y al igual que otras enfermedades víricas (como el VIH en humanos), la leishmaniosis puede permanecer en latencia durante varios años, es decir, siendo asintomática. Se ha comprobado que algunos perros muestran una mayor resistencia (seguramente determinada por la genética) y pueden no mostrar síntomas hasta el final de sus vidas.

- Anuncio Publicitario -
mosquito transmite leishmania
Este es el mosquito flebotomo que transmite la enfermedad.

Tratamiento de por vida

Ya lo hemos dicho, si el contagio se ha producido y no se trata, hay una elevada posibilidad de que la enfermedad se desarrolle y acabe con la vida del animal. Le leishmaniosis se puede tratar, pero jamás curar. Lo que se pretenderá es suprimir los síntomas y evitar fuerte y dolorosas recaídas.

Debemos entender que el parásito siempre vivirá en el organismo de nuestro compañero. Los fármacos que el veterinario nos recetará son antimoniales. Se aplican mediante inyección durante varias semanas. Algunos veterinarios también ayudan a combatirla con alopurinol por vía oral. Y, por supuesto, cuanto antes se diagnostique más fácil será de controlar.

Cómo prevenirla

Desde hace años existen en el mercado vacunas anuales contra la Leishmaniosis que tienen un alto nivel de eficacia. También existen otros productos como sprays, collares y pipetas que protegen contra la picadura del mosquito haciendo efecto repelente en ellos.

Lee también: Vacunando a los perros.

Periodista. Hablo de animales y de cultura. Y me empeño en conectar una cosa con la otra. Pero no siempre. Cuando me preguntan por mi vida pienso en los perros que me han acompañado hasta hoy. Bueno, y en los gatos. Y en los hámsters, y en las palomas... Por el camino decidí hacerme vegano.