Una familia operó a su perro porque no le gustaban sus orejas. ¿Puedes creerlo?

Pobre perrito.

Una familia rusa llevó a su perro al veterinario para que le practicaran una cirugía plástica porque no les gustaba su apariencia.

- Anuncio Publicitario -

Este pequeño Jack Russell, que vive con Marina Esmat y su familia, recibió una operación innecesaria porque a sus humanos no le gustaban sus orejas y querían que se parecieran a las de Milo, el perro de la película “La Máscara”.

Después de notar que sus orejas crecían hacia arriba, la familia quiso tomar cartas en el asunto e hicieron de todo para que crecieran hacia abajo, incluyendo colgar pesas e incluso usar pegamento. Sin embargo, cuando se dieron cuenta de que nada funcionaba, empezaron a buscar a un veterinario que realizara la cirugía.

The Mask/New Line Cinema

Esmat dijo lo siguiente: “Notamos que después de un mes, algo andaba mal con sus orejas. Decidimos arreglarlas y empezamos a buscar un cirujano. Intentamos bajarlas con pegamento y colgando monedas de ellas, pero eso no ayudó. Obviamente, el perro estaba incómodo”.

“Durante una reunión familiar, decidimos que arreglaríamos sus orejas con la ayuda de un cirujano. Los doctores trataron de convencernos de no hacerlo, pero nos pareció que se vería mejor de esa manera”.

- Anuncio Publicitario -

“Quisiéramos que se reproduzca, pero con esas orejas, no podremos encontrar una pareja para él. También quisiéramos que fuera a competencias caninas, así que de esta manera todo será mejor”.

¿Perdón? ¿Acaso ella cree que este perro no puede procrear por sus orejas? Qué tonta.

CEN

El cirujano veterinario Andrey Mezin intentó convencerlos de no llevar a cabo la operación, pero la familia estaba decidida. Eventualmente, se ofreció para realizar el procedimiento: “Estas personas contactaron a la clínica veterinaria pidiendo que alguien bajara las orejas del perro”.

“Nos parece que la cirugía no se justifica, pero muchas personas quieren cambiar la manera como su mascota luce para hacerla lucir más como una cierta raza”.

- Anuncio Publicitario -

“Se practicó una cirugía. Lastimamos el cartílago y esto causó que sus orejas bajaran en vez de quedar en punta hacia arriba”.

“La dueña insistió, diciendo que quería un perro de competencias. En este tipo de espectáculo existen criterios para cada raza, y su perro luce parecido, excepto por sus orejas. Jamás iba a poder ganar un premio con las orejas hacia arriba”.